26 de septiembre de 2022

Si desea ser mejor en la cama, aquí encontrará algunos tips que podrán ayudarlo. Determinadas posiciones sexuales, el ‘edging’ o lo sejercicios de Kegel podrán ser sus mejores aliados. Debe mencionarse que la media de tiempo de las parejas en la cama es de seis minutos.

Tanto hombres como mujeres, confiesan que su coito ideal debería ser unos 25 minutos porque este es el tiempo que ellas necesitan para llegar al orgasmo. Aunque la realidad es distinta: la media es de seis minutos.

Según explican los sexólogos, debería haber mayor preocupación por cómo se entiende el acto sexual que el hecho de durar más. También dicen que deben enfocarse más antes de la penetración en los juegos previos. Para la periodista especializada en sexualidad, Rachel Hills, lo describe en su libro El mito sexual. En este considera que en realidad no se quiere que el acto se alargue, sino que el sexo sea lo más placentero posible para ambas partes.

Ahora, si desea alargar la llegada de la eyaculación, la recomendación es poner en práctica alguno o varios de estos consejos.

Tips para durar más en la cama

Los juegos previos en la cama

Estos preliminares son la excusa perfecta para relajar la excitación inicial y, además, conectar mejor con la pareja. Ayuda a añadir un extra de placer y alarga el tiempo de la relación sexual, aunque el coito no varíe de tiempo.

El ‘edging’

Esta técnica de parada-arranque la recomiendan los sexólogos desde hace muchos años. El objetivo principal es obtener un mayor control sobre el cuerpo y consciencia sobre las emociones durante las relaciones sexuales. La idea de esto es poder identificar el momento en que se está llegando al clímax y ponerle freno antes de que suceda. Esto requiere mucha práctica y conocimiento de la mente y el cuerpo.

Los ejercicios de Kegels

Estos son los más conocidos y ayudan a fortalecer el suelo pélvico tras el parto y también, de la misma forma, mejorar la intensidad y frecuencia de los orgasmos femeninos. Mientras que en los hombres ayuda a fortalecer los músculos que controlan la eyaculación.

Uno de los ejercicios es tumbarse en la cama, colocar los dedos índice y corazón en el punto que se encuentra entre el ano y la parte trasera de los testículos. Posteriormente se debe flexionar el músculo pobocoxígeo, que es el músculo que flexionamos cuando estamos orinando y queremos dejar de hacerlo. Se recomienda realizarlo a diario durante cinco minutos.

Más contenido relacionado con SEXO


Te podría interesar esta publicación, dale click o tap y mantente bien enterado:

Estos son los juguetes sexuales que toda mujer debería probar