26 de septiembre de 2022

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer.

Comúnmente nos dicen que las vitaminas son nutrientes esenciales para los seres humanos y que podemos obtenerlas principalmente de los alimentos, aunque en algún momento todos hemos consumido suplementos.

Varios estudios que desmienten mitos en torno a las vitaminas, estos son los más famosos:

1. Las vitaminas suministran energía: la energía para los diferentes procesos que se llevan a cabo en nuestro cuerpo la obtenemos de los alimentos, que nos suministran calorías. Es importante aclarar que las vitaminas colaboran con estos procesos, pero no son la fuente de energía para ellos.  Un claro ejemplo es la vitamina D, que interviene en el  proceso de convertir los alimentos en energía.

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer1

2. Mientras más vitaminas, mejor: los excesos no son buenos, esto aplica también para aquellas cosas más saludables. Algunas vitaminas son solubles en agua, y otras son solubles en grasa. Como las vitaminas B y C que son solubles en agua, esto quiere decir que cualquier exceso en nuestro cuerpo se eliminará a través de la orina. Por el contrario, las vitaminas A, D, E y K se almacenan en el hígado y en los tejidos grasos del cuerpo durante mucho tiempo, lo que puede llevar a sobredosis.

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer2

3. La vitamina C previene los resfriados: La ciencia actual no ha encontrado evidencia suficiente de que este compuesto en realidad tenga este efecto. Lo que puede ser según algunos estudios es que el ácido ascórbico cumple una función protectora bajo ciertas condiciones, pero tomarlo no es una garantía de que no nos enfermaremos.

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer3

4. Solo podemos obtener vitaminas de los alimentos: Es verdad que los alimentos que consumimos diariamente son nuestra principal fuente de nutrientes como las vitaminas, sin embargo no son la única fuente ellos. Por ejemplo, la vitamina D, la produce nuestro propio cuerpo cuando tomamos el sol.

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer4

5. La vitamina D previene la depresión: Algunos estudios mostraron que las personas con depresión tenían niveles bajos de vitamina D. Esto le hizo pensar a muchas personas que para ser felices tenían que tomar suplementos de vitamina D constantemente.  Sin embargo, una investigación reciente tumbó esta teoría por completo. Compararon a personas sin síntomas de depresión que tomaron vitamina D durante cinco años con personas que no la tomaron. El resultado fue que el nutriente no tuvo efecto alguno sobre el estado de ánimo o el riesgo de depresión.

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer5

6. Las vitaminas pueden compensar una mala alimentación: el hecho de que un alimento sea rico en vitaminas no necesariamente lo hace la mejor opción. Un claro ejemplo, es que existen aguas con infusión de vitaminas que podrían sonar muy atractivas, aunque en realidad son muy azucaradas, lo que termina restando beneficios. Por otro lado, los empaques de muchos alimentos dicen que son enriquecidos con vitaminas y minerales, pero esto tampoco es una referencia fiable.

Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer6

7. Los suplementos vitamínicos siempre son saludables: Los suplementos se toman de los nutrientes de la naturaleza y se procesan en forma de píldora, convirtiéndolos en productos no tan naturales, es decir, no tan saludables.Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer7

8. Los suplementos no interactúan con los medicamentos: algunos suplementos, como la vitamina K pueden interactuar con medicamentos recetados y de venta libre. Un caso común son los de zinc y los de omega-3. Por esto,  es necesario verificar la prescripción para evitar interacciones contraproducentes.Mitos sobre las vitaminas que no deberías creer8

9. La vitamina D o la vitamina C previenen la infección con COVID-19: no existe evidencia científica que demuestre que la vitamina C o D puedan prevenir esta infección. A pesar de que a principios de mayo de 2020, un estudio planteó que la vitamina D estaba relacionada con la vulnerabilidad al virus, al parecer por su papel mediador de la respuesta inmune de liberación de citoquinas. Tiempo después los investigadores concluyeron que la evidencia en la que se basó el estudio previo no era suficiente para establecer una relación causal.

 

Más contenido de la ciudad de CALI


Te podría interesar esta publicación, dale click o tap y mantente bien enterado:
[the-post-grid id=»94283″ title=»MÁS POST»]