26 de septiembre de 2022

El instinto maternal o paternal es una conducta innata que se transmite genéticamente entre los individuos de una misma especie. 

En ese sentido, implica una respuesta conductual fija en el contexto de ciertos estímulos. Así lo explica Catherine Monk, psicóloga y profesora de psicología médica en los departamentos de psiquiatría y obstetricia y ginecología del Centro médico de la Universidad de Columbia.

Por su parte, la sociedad ha cultivado la idea tradicional que las personas nacen programadas para exhibir comportamientos de cuidado. Incluso, sabiendo cómo criar a los hijos que aún no han tenido.

Sin embargo, las personas en realidad aprenden esta labor sobre la marcha, a través de la experiencia y con determinados modelos. De hecho, en ocasiones se trata de un continuo proceso de ensayo y error, según lo que funciona y lo que no.

Le podría interesar: Usar medias en tu próximo encuentro sexual podría llevarte a un mejor orgasmo

Un estudio publicado en el 2015 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, señala que el cerebro de la mayoría de los humanos sigue un patrón de rasgos singulares muy complejos. Si bien algunos se evidenciaron más en mujeres que en hombres, y viceversa, en general, este mosaico de rasgos fue similar en ambos sexos.

En otras palabras, no parece haber diferencias tan marcadas entre un sexo y el otro, como para afirmar que el de la mujer viene con un “chip de maternidad”.

De otro lado, un estudio realizado en 2018 evidenció que los sentimientos de amor que dicen manifestarse con arraigo no se producen necesariamente justo después de dar a luz. Algunas madres los desarrollan varios días después del nacimiento, mientras que otras luchan por sentirlos varios meses después.

Más contenido de la ciudad de CALI


Te podría interesar esta publicación, dale click o tap y mantente bien enterado:
[the-post-grid id=»94283″ title=»MÁS POST»]